6 Trucos para ayudarte a evitar el Maskné

Nos acercamos al año desde el comienzo de una pandemia mundial. Covid-19 ha sacudido al mundo y todavía sentimos las secuelas. Lo que antes parecía extraño es ahora "la nueva normalidad". El distanciamiento social, trabajar y estudiar desde casa, y las mascarillas son parte de nuestras vidas y no parece que vayamos a perderlas de vista a corto plazo. El año pasado, los dermatólogos han presenciado un crecimiento exponencial de nuevos pacientes con problemas cutáneos similares a acné, el "Maskné". 


¿Qué es el Maskné/Mascné?

Maskné es el término que se le da cariñosamente al acné que aparece en la cara alrededor de la nariz, la parte inferior de las mejillas, el mentón y la mandíbula, o el área cubierta con una mascarilla. Maskné no es algo nuevo, ya que los trabajadores de la salud y otros profesionales que usan mascarillas han luchado con esta afección de la piel durante años, pero ahora el resto de nosotros nos hemos unido a a los problemas de usar mascarillas. Usar una mascarilla puede ser difícil para la piel, pero KubWipes tiene los mejores consejos para ayudar a evitar problemas cutáneos inducidos por la mascarilla, con formas simples y efectivas de limpiar la piel y protegerla.

*Recuerda protegerte y proteger a los demás de la propagación de enfermedades siguiendo todos los códigos de salud locales para el uso de mascarillas en tu área. KubWipes no promueve el mal uso o la evitación del uso de mascarillas.

Elige la mascarilla adecuada.

Tal y como la OMS recomienda, utilizar mascarillas de tela hechas de tres capas para una máxima protección y que no estén demasiado sueltas ni demasiado apretadas. La mascarilla debe ajustarse cómodamente a la cara sin estar demasiado apretada, ya que la fricción adicional empeorará el acné, también conocido como "acné mecánico". El calor y la humedad atrapados de la respiración combinados con la fricción de la mascarilla pueden desencadenar y empeorar el mascne causando pequeñas heridas en la piel donde la suciedad, el sebo y las bacterias pueden entrar y crecer. Para la piel propensa al acné con imperfecciones, puede ser preferible una mascarilla de seda para evitar el empeoramiento del trauma cutáneo inducido por la fricción. Si se tienen imperfecciones activas, hay que asegurarse de tratarlas y protegerlas de la fricción de la mascarilla mediante el uso de parches para el acné o una vaselina similar a un bálsamo de barrera.


Esto puede parecer obvio, pero te sorprendería saber cuántas personas hacen recados, luego se quitan la mascarilla y la cuelgan en el espejo retrovisor, lista para usar al día siguiente. Lo entendemos, solo usó su mascarilla durante 30 minutos en el supermercado y otros 15 minutos aquí y allá. Esencialmente, todavía está "limpia", ¿verdad? Error. Además de protegerte a ti y a quienes te rodean de las partículas de virus en el aire, tu mascarilla recoge suciedad, bacterias y células muertas de la piel que se acumulan dentro de la tela. Si no lavas la mascarilla a diario, las bacterias dañinas, la suciedad y la grasa podrían frotarse contra tu cara al día siguiente. Para protegerte de enfermedades, irritaciones de la piel y mascne, las mascarillas faciales NO deben reutilizarse varios días seguidos.


    1. Lavar a mano en agua caliente con jabón durante al menos 20 segundos o lavar a máquina a temperatura alta, preferiblemente con un detergente suave o sin perfume. ¡Los detergentes para bebés son excelentes para las mascarillas! (Recuerda que va a estar respirando a través de ella. No quierrás inhalar ningún residuo químico dejado por el detergente.)
    2. Cuélgala para secarla al sol o sécala en secadora a temperatura alta. 
    3. Guárdala en un lugar limpio y seco hasta el próximo uso.
    No querrás contagiarte. No deseas contagiar a otras personas y no desea que las bacterias, las células muertas de la piel, la suciedad y la grasa estén en contacto con tu cara. ¡Lava tu mascarilla!

    Lava tu cara antes y después de usar la mascarilla (¡y tus manos!)

    Antes de ponerte una mascarilla, lávate bien la cara, pero no te excedas. Lavarse la cara en exceso puede provocar la deshidratación de la piel y podría provocar un exceso de sebo, la secreción de aceite natural que produce la piel para protegerse. KubWipes son las toallitas perfectas para tener a mano para una limpieza rápida y sencilla de la piel. Las fibras de algodón 100% natural son suaves y sedosas y no irritarán la piel dañada o con imperfecciones y la fórmula única libre de químicos no resecará la piel como otros limpiadores y toallitas pre-humedecidas. Las toallitas KubWipes no contienen fragancias, no son comedogénicas y están recomendadas por dermatólogos. No olvides coger también una toallita cuando te quites la mascarilla, para limpiar suavemente la suciedad, el sudor y las bacterias que se esconden debajo de la mascarilla. Puedes usarlas secas para una absorción superior o húmedos para una dosis extra de poder limpiador. Las toallitas secas de algodón 100% natural KubWipes también son excelentes para usar con tu agua micelar favorita para una limpieza rápida después de hacer ejercicio
    Para obtener más consejos de limpieza de la piel, consulta nuestra ¡guía GRATUÍTA

    Déjala respirar.

    La Academia Americana de Dermatología (AAD) recomienda tomar un descanso de 15 minutos cada cuatro horas para dejar que la piel respire. Sigue todas las pautas de distanciamiento social en tu área y asegúrate de lavar tus manos antes de quitarte la mascarilla. Tu piel agradecerá el descanso.

    No al maquillaje con mascarilla.

    Este es un círculo vicioso común en el que la gente se mete. Tienes maskné y quieres cubrirlo con maquillaje, pero luego tienes que ponerte una mascarilla y todavía estás usando el maquillaje debajo. ¡No lo hagas! Al aplicar maquillaje en una parte de la cara que se cubrirá con una mascarilla, corres el riesgo de obstruir los poros en un ambiente de mascarilla cálido y húmedo, que es el lugar perfecto para que las bacterias crezcan y se formen granos. Omite la aplicación de maquillaje en cualquier área de la cara que vaya a estar cubierta por con la mascarilla y, en cambio, acepta el hecho de que cualquier persona con la que te encuentres no verá las imperfecciones de todos modos. 😉 

    Cuida de tu piel de una forma simple pero efectiva.

    Menos es más ahora. Sigue un sencillo régimen de cuidado de la piel que consiste en lavar, tonificar e hidratar tu rostro dos veces al día. Las toallitas KubWipes 100% de Algodón Natural son tus mejores aliadas cuando se trata de un cuidado de la piel simple y limpio, ¡porque una toallita pura puede hacerlo todo! Lava, aplica productos y seca tu piel limpia sin ingredientes tóxicos. Como ya hemos mencionado, usar una mascarilla crea un microclima en tu rostro. Ese microclima puede intensificar la reacción del producto en tu piel, por lo que ahora no es el momento de probar un montón de productos nuevos debajo. Asegúrate de usar solo ácidos y activos, como Retinol, por la noche para que la aplicación no se intensifique debajo de la mascarilla, lo que puede irritar aún más tu piel. Ya hemos estado hablando sobre el ambiente cálido y húmedo que crean las mascarillas, lo que puede hacerte pensar que puedes omitir la crema hidratante, pero piénsalo de nuevo. La hidratante proporciona una barrera de protección e hidratación para tu piel que se necesita en el mejor de los casos, sin mencionar en los momentos de brotes de acné. Elige una hidratante sin aceite y no comedogénica y aplíquela después de la limpieza día y noche.


    Para obtener más consejos sobre el cuidado de la piel con acné, consulte nuestra guía gratuita. Esperamos que estos consejos de maskné te hayan sido de utilidad. Sigue a KubWipes en las redes sociales para conocer el cuidado de la piel y los trucos semanales. Recuerda seguir todas las pautas médicas y gubernamentales de tu área para protegerte y proteger a los demás de la propagación del COVID-19.